Cómo curar una sartén antes de utilizarla por primera vez


Las sartenes son un elemento básico en cualquier cocina. Con una forma clásica redonda, con lados moderadamente altos y ligeramente inclinados, las sartenes cuentan con un diseño exclusivo que las hace ideales para freír, saltear o dorar. Al considerar una sartén, hay opciones realmente infinitas, que se adaptan a los diferentes estilos de cocina y frecuencia. La mayoría de los consumidores suelen coincidir en buscar sartenes antiadherentes, principalmente porque tienen una larga vida útil. Más allá de la calidad de fabricación, el uso inadecuado de las sartenes puede contribuir a su prematuro deterioro. De hecho, las sartenes es uno de los utensilios de cocina que más se renuevan, y no debería ser así.

Hacer un buen uso de la sartén es un aspecto fundamental para alargar su vida útil. Los expertos señalan que el 90% de los casos en los que se pegan los alimentos es por un mal uso. El cuidado y mantenimiento de una sartén comienza antes de utilizarla por primera vez. Por este motivo, Mr. Sartenes, pagina de referencia en el mundo de las sartenes, recuerda que curar una sartén es un procedimiento importante que debe realizarse siempre que se vaya a utilizar el producto por primera vez en la cocina. Al realizar el proceso de curado desde el día uno, los consumidores consiguen alargar la vida útil de la sartén previniendo el deterioro y, al mismo tiempo, facilitan la cocción de los platos. A continuación, te explicamos los pasos que tienes que seguir para realizar el proceso de curado de una sartén de forma correcta.

Cómo curar una sartén de acero inoxidable

El acero inoxidable es uno de los materiales más utilizados en la fabricación de sartenes, principalmente porque se trata de un material que no es reactivo, por lo que no impregna de sustancias dañinas a los alimentos. El principalmente inconveniente de este tipo de sartenes es que los alimentos se pueden pegar, ya que, al tratarse de un material antiadherente en sí mismo, no cuentan con recubrimiento alguno. Por este motivo, es necesario curarlas para crear un efecto antiadherente que ayude a cocinar de manera más práctica. El proceso de curación hay que realizarlo antes del primer uso y repetirlo de manera regular para alarga la vida útil de las sartenes. Para curar una sartén de acero inoxidable solo tienes que seguir estos sencillos pasos:

  1. Prepara la sartén lavándola con abundante agua y sin usar jabón.
  2. Sécala por completo con un paño de cocina y comprueba que no queden restos de suciedad en la superficie.
  3. Pon la sartén a fuego alto. Cuando se haya calentado, añade aceite, preferiblemente de girasol o de maíz, hasta la mitad.
  4. El aceite empezará a humear. Cuando eso ocurra, principalmente antes de que comience a quemarse, baja la temperatura al mínimo. No te olvides de encender la campana extractora o abrir las ventanas para ventilar la cocina.
  5. Espera unos 45 minutos.
  6. Apaga el fuego hasta que se enfríe el aceite por completo.
  7. Retira el aceite de la y limpia los excedentes con un papel de cocina.

Cómo curar una sartén de hierro fundido

Las sartenes de hierro fundido ofrecen un gran rendimiento para muchos alimentos, debido principalmente a su distribución uniforme del calor. Este tipo de sartenes han ido ganando terreno en las cocinas, convirtiéndose en las mejores aliadas para cocinar el pescado y la carne. A pesar de ello, requieren de cuidados constantes destinados a crear y mantener la película antiadherente que permita cocinar sin problemas. Por este motivo, el proceso de curación es fundamental para sellar el hierro fundido y evitar que la comida se pegue. Para curar una sartén de hierro fundido solo tienes que seguir estos sencillos pasos:

  1. Lava la sartén con agua y jabón neutro.
  2. Sécala por completo con un paño de cocina suave. Asegúrate que no queden restos de suciedad en la superficie.
  3. Pon la sartén a fuego medio-alto. Cuando se haya calentado, añade abundante aceite, preferiblemente de oliva, hasta la mitad.
  4. Cuando el aceite empiece a humear, sin que llegue a quemarse, baja la temperatura al mínimo. No te olvides de encender la campana extractora o abrir las ventanas para ventilar la cocina.
  5. Espera unos 10 minutos.
  6. Apaga el fuego hasta que se enfríe el aceite por completo.
  7. Retira el aceite de la sartén con la ayuda de una cuchara de madera seca.
  8. Repite el proceso dos o tres veces.
  9. Retira el aceite y limpia los excedentes con un papel de cocina.

En el canal de YouTube de Mr. Sartenes puedes encontrar muchos más consejos y reviews de las mejores sartenes del mercado, tanto de acero inoxidable como de hierro fundido. Una serie de consejos imprescindibles para prolongar la vida útil de las sartenes, haciendo que se mantengan en buen estado para mejorar el tiempo de cocción y evitando que los alimentos se peguen.

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

      Deje una respuesta

      Ver más

      • Responsable: CLICK CONTENTS SL.
      • Finalidad:  Moderar los comentarios.
      • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
      • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a 10DENCEHISPAHARD SL que actúa como encargado de tratamiento.
      • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
      • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

      OllaSarten
      Logo
      Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
      Privacidad